La variante podría tener graves consecuencias en algunas regiones, dijo la OMS.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo un nuevo llamado global para que las vacunas lleguen a las naciones más pobres. Agregó que científicos de todo el mundo están trabajando para descubrir si la nueva variante está asociada con una mayor transmisión, riesgo de reinfección y su reacción a las vacunas.

«La misma emergencia de ómicron es un recordatorio de que, aunque muchos de nosotros creemos que ya rompimos con la covid-19, el virus no se ha ido de nosotros», expuso.

Tedros explicó que no se han reportado muertes a causa de la nueva variante.

La variante ómicron fue detectada en Sudáfrica este mes y la evidencia inicial sugiere que tiene un mayor riesgo de reinfección. Sudáfrica ha sido elogiada por su rápida presentación de informes sobre la variante.

«Ómicron tiene un número sin precedentes de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes por su impacto potencial en la pandemia», dijo la OMS.

Además de en varios países en África, ya se han reportado casos en otras naciones como Canadá, Reino Unido, Portugal, Bélgica y los Países Bajos, entre otras.

En lugares como Reino Unido, la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Israel y otros ya han tomado medidas para evitar contagios, una de estas es cerrar las fronteras para evitar la llegada de extranjeros que posiblemente estén afectados por la nueva variante del virus.

Comentarios

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ad Blocker Detected!

Refresh